Al principio, Laura pensó que su reciente visión borrosa era una consecuencia natural de la edad.

Luego notó que también estaba teniendo
problemas para distinguir colores y contrastes, por lo que
llamó a su oftalmólogo.

Luego notó que también estaba teniendo
problemas para distinguir colores y contrastes, por lo que
llamó a su oftalmólogo.